Educación: alternancia entre lo presencial y lo remoto será el futuro inmediato

Entrevista ImpactoTIC

Desde Chile, ¿Cómo percibes la experiencia de virtualización de la educación?

En Chile se iniciaron las acciones del gobierno, a través del ministerio de educación el 15 de marzo 2020, entregando las orientaciones covid-19, un documento que propuso un plan de aprendizaje remoto a través de las plataformas aprendoenlinea.mineduc.cl y Biblioteca Digital Escolar para la enseñanza básica y media. En tanto la Subsecretaría de Educación Superior, para el subsistema universitario y técnico profesional difundió un protocolo de acción frente a la crisis sanitaria.

Sin embargo, no es suficiente hay carencias estructurales en términos de redes, software y de hardware. Pero principalmente un aspecto social, vinculado a la formación en el ambiente digital. Desde normas básicas de convivencia hasta capacidades de resolución en la praxis docente. Esto conlleva a un problema sistémico que contempla todas las dimensiones donde actúa la educación, por un lado el aspecto gubernamental que no da señales y orientaciones claras sobre un proceso que debiese acompañar más de cerca. Las instituciones de educación no cuentan con procesos delineados para trabajar en la virtualidad y se ha hecho mucho camino al andar, eso redunda en la poca preparación del cuerpo docente. Las familias que en situación de encierro no tienen las capacidades de ayudar a sus hijos a llevar un proceso de aprendizaje adecuado, los estudiantes por su parte no cuentan con la suficiente autonomía que un proceso de estas características supone. Por lo tanto es un tema socio-cultural al que nos vemos enfrentados. De alguna manera en educación a diferencia de los demás actores y roles sociales se hizo un poco “el ciego, sordo y mudo” del contexto en que nos encontrábamos. Hoy eso nos pasa la cuenta y hemos sido enfrentados de golpe a una realidad que no asumimos y hoy debemos sobrellevar para proteger la salud de todos los ciudadanos.
Sin embargo el horizonte es esperanzador, me dedico a la formación de formadores y veo cómo hay mucha entrega de parte de los profesores, hay un entusiasmo por sumarse, colaborar y resolver la forma en que el aprendizaje no se detenga. Al final de este proceso, junto con un sinnúmero de tareas por resolver, tendremos a nuestros docentes con capacidades instaladas que no poseían y será más fértil el terreno de la innovación socio-cultural que requiere la educación.

¿Qué medidas consideras que deben tomar las instituciones para preparar su infraestructura tecnológica y recursos humanos para incluir este esquema?

Definitivamente implementar programas formativos que faciliten el desarrollo de la competencia digital docente. Es un tema que hoy debe primar en las organizaciones educativas, puesto que en efecto, la infraestructura tecnológica es solo el medio por el cual se pueden desarrollar estas habilidades y requiere no solo a los actores de la educación, sino a la ciudadanía en general. En Latinoamérica se ha desarrollado mucho el cono invertido, es decir se invierte primero en tecnología y después en la capacitación docente. Lo que conlleva a que cuando los docentes están capacitados en una determinada tecnología, ésta ya se encuentra obsoleta, tambien sucede y con mucha frecuencia, que la capacitación no logra abordar temáticas tecno-pedagógicas y queda en un nivel instrumental, lo que conlleva que finalmente no se implementen innovaciones en los procesos formativos, pues desde lo meramente técnico, pierde el foco de los aspectos didácticos y evaluativos con los que la tecnología puede enriquecer la enseñanza-aprendizaje de una determinada comunidad educativa.

Este proceso debe iniciar con especial énfasis, en las facultades de educación, donde el tema de la inclusión o mediación con herramientas digitales para fortalecer procesos formativos quedan marginados a asignaturas puntualmente de offimática, cuyos programas se orientan a procesos más administrativos que pedagógicos. Por ende, desde la perspectiva del capital humano de los países en desarrollo, se debe colocar acento en el despliegue de las capacidades de su población, para que alcancen a los albores de una ciudadanía digital consciente y crítica en el empoderamiento de su contexto. Entonces el inicio pasa por romper las paredes de las aulas y atreverse a un cambio paradigmático, está naciendo la esperanza de una nueva educación, menos centralizada y más oportuna a los cambios que este nuevo mundo exige. Por ello, las instituciones deben dar el paso de abrir sus puertas escuchar a la comunidad sus necesidades y pedir ayuda cuando lo necesiten, pues hay muchas organizaciones dispuestas a dar una mano en estos tiempos.

 

¿Cómo evoluciona #CompetenciaDigitalCero?

Primero, muchas gracias por la pregunta, #CompetenciaDigitalCero, nace en un contexto anterior a la emergencia sanitaria, con un norte muy claro “Integrar a docentes de Iberoamérica en una comunidad de práctica solidaria para reducir la brecha en el uso de tecnologías digitales en los espacios educativos”. Una organización sin fines de lucro, que inmediatamente fue una iniciativa internacional, pues nos reunimos como miembros fundadores Luis Dávila de Perú, Heriberto Prieto de México y Javier Prada de España.

En el camino hemos convocado e invitado a participar a los más importantes exponentes en el ámbito de la tecnología educativa, de Iberoamérica, para apoyar a los docentes sin conocimiento ni experiencias previas, que requieren ayuda, en especial a aquellos que aun no llegan a ser parte de ninguna comunidad online que los acoja y ayude en este difícil tránsito de la presencialidad a la virtualidad.

Hoy tenemos un equipo con más de 200 voluntarios, cuyos destacados perfiles nos permitirán validar la ayuda que llegará dentro de muy poco a la docencia de iberoamérica. Con perspectiva de seguir un camino distinto donde el valor del aprendizaje no se centraliza en una organización sino en el valor de sus miembros. Con la visión de ser reconocidos como una comunidad iberoamericana de práctica, con un staff de educadores mentores digitales comprometidos con el desarrollo de las competencias digitales de otros docentes activos, para lograr transformar la educación. Por este motivo estamos muy esperanzados en aportar un granito de arena a la educación.

Aprovecho este espacio para agradecer el compromiso y voluntad de todos los miembros, puesto que a través de ellos veo un futuro promisorio, pues su entrega conmueve, a pesar de su escasez de tiempo (todos los que trabajamos en esta área hemos sido muy demandados) ponen el corazón en cada paso que damos en conjunto en pos de nuevas rutas de aprendizaje para la docencia. Muchas gracias!

Entrevista Impacto TIC, revisar en https://impactotic.co/alternancia-entre-lo-presencial-y-lo-remoto-el-futuro-inmediato-de-la-educacion/

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público.