¿Por qué Competencias Digitales en la Educación Superior?

Hoy en día el paso de visibilizar la aplicación de las TIC en la educación está dando paso una mirada mucho más amplia, en la que se visualiza un necesario cambio en ese enfoque, la competencia digital. Pero ¿Qué entendemos por competencia digital? La competencia digital implica el uso seguro, crítico responsable de las tecnologías digitales para el aprendizaje, en el trabajo y para la participación en la sociedad, así como la interacción con éstas (European Commission, 2018). Esta definición infiere que la instrumentalización del uso de herramientas está quedando obsoleto, y esto se explica por las características que poseen las nuevas generaciones que viven y median su relación con el ambiente a través de ecosistemas digitales. Esto explica en parte la necesidad de un enfoque más integral, incluso diferenciado por enfoques, dimensiones y tipos de “usuarios”.

 

Desde la mirada del sistema educativo, también se requiere de un sistema que integre y entregue orientaciones a los perfiles de usuarios de tecnología digital para mediar los procesos de enseñanza y aprendizaje. Así es el ejemplo que se plantea desde la European Commission, emergen frameworks orientados a académicos y docentes conocido como el DigcompEdu que promueve competencias digitales para el profesorado de forma que permite la flexibilización y adaptación a las distintas instituciones educativas. En esto se menciona que la Tecnología Educativa en la Educación Superior debe centrarse en descubrir, primero que diferencia caracteriza al aprendizaje en entornos tecnológicos ym luego, como se conceptualiza ese modelo de aprendizaje en el diseño y en la aplicación de tecnologías en las universidades (Castaneda & Selwin, 2019)

También, no menos importante, es considerar las competencias digitales de los estudiantes, cuyo propósito no está en base a enseñar, como en el caso antes descrito, sino como un elemento que potencia su perfil de egreso, de modo que lo hace en función de conseguir mejores habilidades para el futuro laboral, que requiere de estas competencias para convivir con la sociedad, enfundado en la cultura digital en que habitamos (DIGCOMP 2.2). Esto confiere un desafío no menor, pues contempla su inclusión en modelos y proyectos educativos institucionales, para hacer la bajada en lo macro, meso y micro curricular, sin embargo, este es precisamente el gran desafío. Por lo general estos procesos tienden a ser lentos y de alta inversión, por tanto, pueden carecer de pertinencia con el contexto al momento de ser publicadas. Existen caminos alternativos, pero requiere de un cambio de paradigma, que ya muchas universidades están asumiendo, como es el caso del TEC21 del Tecnológico de Monterrey o el modelo educativo de la Universidad Católica del Perú

Por otra parte, se encuentran los actores que movilizan la estructura de las instituciones educativas, llamados funcionarios o personal administrativo. Quienes también están sujetos a tener que desarrollar sus competencias digitales para hacer que la organización en su conjunto transite hacia los procesos de transformación digital que están llevando las instituciones en su conjunto. En este caso destaca el framework “Organizaciones Educativas Digitalmente Competentes” (DigCompOrg) que orienta sobre las capacidades que sus miembros deberían fortalecer para apoyar el proceso de carácter triestamental, y así levantar perfiles que puede requerir la organización, así como perfilar las que se requieran en procesos de formación internas.

El desarrollo de la competencia digital en las instituciones de educación, requiere de un compromiso activo de “Pensar de otra manera” sobre cómo estas tecnologías podrían implementarse mejor en entornos de Educación Superior (Castaneda & Selwin, 2019), por ello para avanzar hacia una mediación del aprendizaje asistido por tecnología digital será crucial no visualizarla desde un contexto de hardware y software, sino de mindware (Moravec & Cobo, 2011) y con ello adoptar nuevos paradigmas para la educación.

 

Trabajos citados

European Commission. (4 de noviembre de 2018). Eu Science Hub. Obtenido de Digital Competence Framework for Educators : https://joint-research-centre.ec.europa.eu/digcompedu_en

Castaneda, L., & Selwin, N. (2019). Reiniciando la Universidad. Barcelona: UOC.

Moravec, J., & Cobo, C. (2011). Aprendizaje Invisible. Barcelona: Universidad de Barcelona.

 

 

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público.