Recordando el encuentro y conexión académica con Ernesto Botello (Panamá)

En 2018, tuve la oportunidad de ser ponente junto a los destacados académicos Julio Cabero y Julio Barroso de España, Rubicelia Valencia de México y Hector Burgos y Amparo Castillo de Chile, en el contexto del 1er Congreso Iberoamericano de Neurociencias, Neurodidáctica y Tecnología Educativa organizado por Iseforp y la Universidad de Panamá y desarrollado en las ciudades Chitré, Santiago de Veraguas y Ciudad de Panamá.

En la imagen de derecha a izquierda Julio Barroso, Julio Cabero, Rubicelia Valencia, Rusia González, Angel Manuel Bastista, Antonio González, Amparo Castillo y Hector Burgos. (Gentileza de Tecnoeduc507)

En ese orden fuimos conociendo a los docentes panameños, sus realidades y contexto, participando de foros, conversatorios, charlas y capacitaciones. Una experiencia que marcó profundamente mi forma de ver la educación latinoamericana.

Las entrevistas realizadas por don Ernesto Botello a los miembros del 1º Congreso de Neurociencias, Neurodidáctica y Tecnología Educativa en Panamá.

Temas que logré profundizar en una interesante entrevista realizada en la Universidad de Panamá, específicamente por el equipo del Centro de Tecnología Educativa, a través de un diálogo abierto y sincero con Ernesto Botello subdirector de la Dirección de Tecnología Educativa de la Universidad de Panamá.

Fuera de cámaras sostuvimos una conversación sobre su visión de la formación docente, sobre la educación, pero por sobre todo mucha transferencia a través de sus experiencias. Fue como asistir a una sesión de Storytelling en la que sinceramente aprendí muchísimo del “Maestro Botello”, con su particular forma de articular su experiencia con el anhelo de una mejora continua de la docencia para su país y latinoamerica.

Hoy me he enterado con desazón sobre la partida del profesor, y me quedan dando vueltas muchas de sus palabras e ideas, siendo la que más marcada a fuego me queda, por su trascendencia, es:

“Las competencias docentes deben estar en constante movimiento, pues estamos en un mundo vertiginoso. Pero tampoco debemos enloquecer con esa vorágine, sino debemos tener el punto de equilibrio que nos hace distintos en la sociedad, ser docente es una tremenda responsabilidad social”

Ernesto Botello

Gracias Maestro Botello!
Para quienes no le conozcan revisen la gran cantidad de recursos que generosamente dispuso en su sitio web http://www.ernestobotello.com

1 comment
    • Estudiante
    • Un excelente académico, sabio, pero por sobre todo excelente ser humano

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público.